DEVUELVEN CUADRO ROBADO POR LOS NAZIS

Según los agentes de la Unidad de Protección del Patrimonio Cultural, el cuadro de Nicolas Poussin estuvo por varias ferias internacionales de objetos antiguos, intentos de transferencias clandestinas y exportación de propiedad hasta que fue hallada en el hogar de un coleccionista milanés.

Las investigaciones iniciaron cuando un hombre de 68 años de nacionalidad estadounidense y una mujer de 98 años de nacionalidad suiza, denunciaron la validez del cuadro de Nicolas Poussin, un lienzo al óleo de un metro y medio que había sido hurtado por las tropas nazis a su familia.

Los agentes policiales de Italia ubicaron el cuadro del célebre pintor francés Nicolas Poussin del siglo XVII y fue devuelta a la familia judía francesa que habían denunciado el robo en Poitiers (Francia) por las tropas alemanas, entre el mes de febrero y agosto del año 1944.

Los agentes de la Unidad de Protección del Patrimonio Cultural de la sede de Monza, ubicaron en el hogar de un coleccionista, el famoso cuadro que lleva por título “loth avec ses deux filles lui servant á boire” que en español se traduce a Lot con sus dos hijas sirviéndole bebidas, que por muchos años, paso entre aficionados italianos.

Por orden del Tribunal de Milán quienes fueron los que dirigieron esta investigación, la obra fue tomada y devuelta a sus genuinos propietarios.

Nicolas Poussin fue un pintor francés, fundador y gran practicante de la pintura clásica, fue el más destacado del siglo XVII y su influencia en el arte sigue vigente en la actualidad.

Italia, ha efectuado varias operaciones con éxitos del retorno de patrimonio hurtado a las familias judías durante el periodo de la Segunda Guerra Mundial.

Una de las más destacadas sucedió el año pasado, cuando se entregó una valiosa estatua, la famosa “Magdalena de Andrea della Robbia” en Berlín a una familia judía.