LAS ESPECIES INVASORAS PASAN FACTURA A LA ECONOMIA

Una investigación calculó que a lo largo de medio siglo, los vegetales y animales han creado una pérdida económica de 1.1 billones de euros mundialmente.

Llegan a los territorios de forma accidental a través del comercio internacional, o a propósito para ser usados en la pesca, caza industrial o jardinería. Son especies invasoras animales y plantas que al tiempo se acoplan a su nuevo ambiente, se procrean con éxito y lo invaden, quitando el alimento y el espacio a otras especies nativas.

Según la Organización de Naciones Unidas (ONU), es la segunda causa que perjudica la biodiversidad en el planeta, Y Europa, es el continente más perjudicado, 1 de cada 3 especies está en amenaza de extinción debido a las especies invasoras.

La cuenta supera los 1.3 billones de dólares (equivalente a 1.10 billones de euros), en las últimas cinco décadas se ha perdido una suma total de 1.28 billones de dólares desde el año 1970 y 2017.

Solamente en el año 2017 la cifra supera a 162.700 millones de dólares perdidos, un monto muy alto a comparación del presupuesto anual de la Secretaria General de la ONU y la Organización Mundial de Salud.

Según la ONU las especies que más han hecho daño a la economía son el mosquito tigre, mosquito de la fiebre amarilla, la rata negra, la hormiga roja de fuego y el duraznillo de agua.

La pandemia del Covid-19, ha hecho relucir el tráfico de animales y el consumo ilegal, lo que más preocupa es que hay una gran variedad de hipótesis que sugiere que las granjas de visón en China podrían haber facilitado la transmisión del virus a través del murciélago hacia el hombre. Destacamos que los países que menos se han visto afectados por la crisis actual, son aquellos que siempre luchan con las especies invasoras, como Nueva Zelanda y Australia.

También tenemos como ejemplo el escarabajo asiático que se ha extendido por Europa y América del Norte, perjudicando a muchas especies de árboles.